Publicado el 02/03/2023

Conocimiento de embarque electrónico (eBL): ¿Qué es?

Para completar un transporte de mercancías a nivel internacional, varios documentos deben ser intercambiados entre diferentes partes, desde la reserva, hasta la entrega final. Sin embargo, actualmente la mayoría de estos documentos no están estandarizados ni disponibles digitalmente, dando lugar a ineficiencias, retrasos y errores, lo que contribuye al aumento de los costes y cuellos de botella en la cadena de suministro.

Uno de estos documentos es el conocimiento de embarque (Bill of Lading o BL), que en muchos casos actúa como título de propiedad de la mercancía, para negociar créditos con los bancos, o sencillamente para poder retirar la mercancía del puerto de destino. Además del coste en emisiones de CO2, cuando este documento no se encuentra en el lugar adecuado en el momento adecuado, las mercancías quedan bloqueadas por días o semanas, lo que en logística es una eternidad. Sin embargo, la implementación del conocimiento de embarque electrónico es hoy por hoy muy limitada, debido a la falta de regulación global y de interoperabilidad.

imagen del blog

¿Qué es el conocimiento de embarque electrónico?

Un eBL es un registro electrónico que pretende tener la equivalencia funcional de un BL en papel, a saber:

- Justificante de recibo de mercancía.

- Contrato de transporte.

- Título de propiedad de la mercancía.

En la última de las funciones nos encontramos el principal desafío para la viabilidad de una versión electrónica del conocimiento de embarque. Si hablamos del BL como un título de propiedad, su versión electrónica debería tener la cualidad de ser totalmente imposible de duplicar, algo que, en la dimensión digital, es francamente fácil. Un título de propiedad debe ser único, y por tanto, la posibilidad de realizar copias digitales no autorizadas del mismo es un problema. De hecho, la posibilidad de transformar un conocimiento de embarque en información digital existe hace décadas, pero no ha sido posible su desarrollo hasta ahora, cuando se han dado las circunstancias apropiadas.

¿Por qué usar los eBL?

Se dan dos circunstancias que han disparado la necesidad de desarrollar un método electrónico para el conocimiento de embarque:

  • Auge de la economía digital: existe desde hace unos pocos años un creciente consenso e impulso entre las partes de la cadena comercial para lograr un comercio sin papel para una mayor eficiencia y mitigación de riesgos.
  • Irrupción de la tecnología Blockchain: Esta tecnología facilita un registro inmutable mediante encriptación de nueva generación, para la circulación de títulos de propiedad sin riesgo de duplicidades. Además, el intercambio de información en redes descentralizadas con bases de datos compartidas facilita la circulación e intercambio de dichos títulos de propiedad entre partes con un menor riesgo de intervenciones maliciosas, como ocurre con los NFT, con su cualidad de únicos, indivisibles y transferibles. Del mismo modo que la tecnología Blockchain ha hecho posible la circulación de NFTs, también ocurre con el conocimiento de embarque electrónico.

¿Cómo funciona el eBL?

El proceso es el mismo que el de un conocimiento de embarque tradicional: Creación, emisión, transferencia entre partes y entrega a la naviera. Aquí lo importante es que todas las partes involucradas estén registradas en la plataforma de eBL (la cual utiliza la tecnología Blockchain) escogida por la naviera, ya que el documento digitalizado se convierte en un activo tokenizado único, indivisible y transferible. Todos los pasos del proceso se efectúan en dicha plataforma, a la cual deben estar asociados todos los actores que participan en un embarque determinado: exportador, naviera, banco, receptor, etc), mediante firma de un contrato.

Beneficios de los eBL

La posibilidad de que un título de propiedad, como es el eBL, pueda ser firmado digitalmente, y ser transferido con seguridad entre las partes participantes en el proceso del transporte marítimo, puede solucionar varios problemas:

  • Tiempo de entrega de las mercancías: El BL está siempre en la red, no pasa de mano en mano físicamente. Esto hace que no sea necesario un desplazamiento físico en el tránsito del documento entre partes.
  • Pérdida del documento físico: Ya que el documento no existe en papel, no se puede dar la posibilidad de que dicho documento se extravíe en alguna oficina (forwarder, exportador, banco, compañía de courier). Cuando esto ocurre, el retraso en la entrega de la mercancía en el destino final se puede demorar varios días o incluso semanas, ya que las compañías navieras suelen exigir la presentación de avales bancarios equivalentes al valor de las mercancías, como medida de protección ante posteriores reclamaciones.
  • Ahorro de papel: Si se quiere orientar la economía hacia un modelo sin papel físico, el BL en particular era hasta ahora el único escollo a salvar en lo que se refiere al transporte marítimo.
  • Trazabilidad: Desde el punto de vista de las autoridades aduaneras, y gracias a la trazabilidad que da la tecnología Blockchain, se puede mejorar el seguimiento y control de embarques sospechosos, ya que la documentación está disponible digitalmente.
  • Gestión de créditos documentarios: Al tratarse de un medio seguro de emisión, se puede automatizar el proceso de comparar el eBL con la orden de compra o la carta de crédito y verificar fácilmente la exactitud antes de liberar los fondos, lo que agiliza el proceso en la cadena de valor.

Limitaciones de los eBL

Sin embargo, esta nueva modalidad no carece de inconvenientes, en forma, principalmente, de limitaciones que habrá que superar:

  • Acuerdo entre las partes: Todas las partes de la cadena (expedidor, consignatario, naviera, banco, etc.) deben firmar o darse de alta en la misma plataforma eBL con acceso a ese software; si una sola de las partes no está en dicha plataforma, el documento no se puede endosar ni transferir digitalmente a esa parte, por lo que el conocimiento de embarque deberá imprimirse, perdiendo así los beneficios que hemos citado arriba.
  • Falta de estándares: La falta de interoperabilidad entre plataformas dificulta el funcionamiento global del sistema.
  • Restricciones técnicas: La implementación del eBL exige la instalación y configuración de nuevo software por parte de los actores que participan en una transacción comercial. Esto, por supuesto, tiene unos costes en dinero y en tiempo del personal de IT de las compañías que se adhieran a una plataforma de eBL.
  • Aspectos legales: Hoy por hoy todavía existen muchas trabas a la aceptación de un documento electrónico con validez jurídica, y depende básicamente de la regulación que cada país esté elaborando para la transición. Todavía existen países y comunidades de países que por el momento no han completado la adopción por parte del gobierno correspondiente en la legislación nacional de cada caso, cuya ratificación puede llevar su tiempo.

Conclusión

Como hemos visto, la Blockchain y la situación actual del comercio mundial han hecho que el conocimiento de embarque electrónico empiece a ser considerado como una posibilidad de agilizar procesos y evitar ciertos riesgos. Sin embargo, es una disrupción que no va a dejar de tener que salvar ciertos escollos a nivel legislativo, e incluso comercial. El éxito o fracaso de esta “revolución” dependerá de la rapidez con la que los estados y comunidades adopten este nuevo modelo y lo ajusten a las regulaciones locales.

Para entender un poco más de lo que se menciona en este artículo, lo aconsejable es que te familiarices con el sistema blockchain a fondo y para ello, te aconsejo que te capacites con alguno de los Cursos en Blockchain de la plataforma, como por ejemplo el Curso en blockchain para luego seguir con el Máster en blockchain si así lo deseas, verás que tendrás conocimiento y dominio de las finanzas descentralizadas, sabrás de las aplicaciones de blockchain en la industria y mucho más.

Suscríbase a nuestra Newsletter