Publicado el 08/05/2023

¿Por qué estudiar un máster en Blockchain?

imagen del blog

Si buscamos ofertas laborales en LinkedIn, con la palabra clave “blockchain”, encontramos cientos de opciones. Pensemos: se trata de una tecnología en sus inicios, en pleno desarrollo. ¿Cuántos empleos requerirán conocimientos de blockchain de aquí a un par de años?

Si bien, lo sabemos, toda predicción es un riesgo, podríamos basarnos en lo sucedido con internet y hacernos una idea de lo que podría acontecer. 

En tan solo veinte años, la web que conocíamos no es la que conocemos hoy. Muchos de vosotros ni siquiera recordaréis que hace no mucho existía un buscador que todo lo dominaba (Yahoo!) y ahora Google parecería ser el rey. Y sin embargo... ¿Quién sabe si de aquí a muy poco Google (y algunos de los trabajos relacionados) dejen de tener sentido? El desarrollo de tecnologías de chat de inteligencia artificial y su integración en otros buscadores hasta ahora secundarios, podrían constituir un golpe en la línea de flotación de empresas que hoy parecerían invencibles. 

No pretendemos decir con esto que blockchain es equiparable a la revolución de internet, que ha cambiado nuestra manera de hacer y estar en el mundo, pero sí apuntar a su potencial transformador. 


Estudiar Blockchain con mirada de futuro

La digresión anterior venía justamente para volver al tema que nos ocupa. 

A la hora de estudiar, de capacitarse, no hay que mirar el presente, sino imaginar el futuro. 

Vaya este ejemplo para ilustrar a dónde queremos llegar:

Si uno fuera un desarrollador inmobiliario, ¿compraría tierras allí donde ya se han encarecido y hay mucha demanda o en aquel lugar poco desarrollado pero lleno de posibilidades? La respuesta es obvia, claro. Pero no es tan fácil. Si lo fuera, todos tomaríamos las mejores decisiones. Se necesita olfato, visión, no aferrarse a lo conocido, a lo seguro. 

Con la pregunta sobre qué estudiar, el proceso de toma de decisiones no debería ser distinto. 

Hemos de invertir recursos importantes, y no nos referimos solo al dinero, sino a un recurso limitado e imposible de recuperar: el tiempo. Dependiendo de la edad en que comencemos, podría ser una inversión considerable. 

Hay profesiones que hace unos años eran el “no va más” y hoy la oferta supera a la demanda. Resultado, quién haya comenzado tarde, mucho le costará recuperar el tiempo invertido con las expectativas que tenía en cuanto a salario y desarrollo profesional. 

Entonces, ¿vale la pena estudiar un máster en blockchain?

Blockchain es un terreno fértil, relativamente nuevo y con un desarrollo exponencial. De seguir así, de aquí a muy poco se necesitará de profesionales conocedores de la materia que dominen campos tan distintos como las finanzas, la programación, las relaciones democráticas y sociales, los recursos naturales, las cadenas de suministros, los mercados inmobiliarios, el mercado del arte, los derechos de autor, en suma. Prácticamente en cualquier terreno podría ser aplicable la tecnología blockchain. 

Su interdisciplinaridad atrae a personas de distintas edades, experiencias, formación e intereses. Al ser un campo en desarrollo, todos caben, siempre y cuando entiendan sus desafíos y porqués. 

Blockchain es una tecnología disruptiva que está cambiando la manera en que interactuamos, horizontal y sin intermediarios. 

No importa de dónde vengas, podrás encontrar un desafío o problema para resolver mediante la tecnología blockchain. 

¿Cómo podemos aplicar la tecnología Blockchain?

Aquí van algunos ejemplos, y solo algunos, entre los numerosos casos donde la tecnología blockchain se está aplicando: 

¿Te preocupa la democracia? Existe la posibilidad de mejorar el sistema de representación y votación mediante blockchain. 

¿Te preocupa el planeta y la emisión de gases contaminantes? Hay propuestas en desarrollo de aplicaciones blockchain que plantean una manera interesante de gestión. 

¿Y qué tal una justicia descentralizada que ayude a resolver conflictos económicos entre partes situadas en distintos territorios, una situación cada vez más común? También aquí se están desarrollando aplicaciones que intentan resolver este problema. Un problema nada secundario cuando cada vez se trabaja más remotamente, en jurisdicciones legales distintas. 

Y digamos que eres un inquilino, ya sabes cómo es: puedes responder al contrato de alquiler, pero no tienes nómina y necesitas alguien que te avale. Blockchain podría ayudarte. También aquí hay interesantes iniciativas. 

E imaginemos una marca que sufre por la constante falsificación de sus productos y con esto, no solo experimenta una importante merma de ingresos, si no algo peor, su reputación se resiente. Mediante blockchain se pueden desarrollar soluciones que avalen toda la historia del producto para dar veracidad al comprador sobre el origen legítimo de lo que adquiere. 

Claro, y tenemos los NFT, que no son más –ni menos– que un token no fungible que, dependiendo de su futuro desarrollo, podría terminar con la piratería en el cine y la música que tanto daño ha causado a los creadores a lo largo de estos años. En un futuro no muy lejano podremos ver como los revenues llegan de manera directa y transparente, sin intermediario alguno, a sus autores. ¿Os imagináis una aplicación mediante la cual cada vez que alguien vea una película sus ganancias vayan directamente, en tiempo real, a las wallets de los distintos responsables de la obra? Ahora imaginemos esto mismo aplicado a la música, al arte digital, al diseño.

Pensemos que eres un desarrollador inmobiliario y quieres financiar la construcción de tu proyecto a un precio justo, tanto para ti como para el futuro comprador. Imagina que divides la futura propiedad a construir en “fichas”, la tokenizas, cada token tiene un importe que representa un porcentaje dentro del proyecto, o metros cuadrados, o una unidad habitacional o lo que determines… luego repartes las ganancias en función de los tokens adquiridos por cada participante. Es lo que se denomina “tokenización de activos inmobiliarios”. Estos nuevos modelos económicos nos permiten la gestión transparente de proyectos y la democratización del acceso a la inversión, y otorga acceso a oportunidades de negocio que, hasta hace muy poco, quedaban fuera de las posibilidades de muchos. También en este sentido hay interesantes propuestas en desarrollo, algunas de ellas con bastante éxito. 

Y por supuesto, todo el tema de sistemas de préstamos entre personas, servicios financieros, intercambio de valor, y un largo etcétera.  

“The sky is the limit”

En las líneas anteriores intentamos dar solo unas pinceladas sobre los tipos de aplicaciones, los tipos de problemas a resolver en los cuales blockchain podría ser relevante. Por supuesto, claro está, no pretendemos abarcar todo, porque tal como ya hemos intentado dejar entrever, blockchain es una tecnología aplicable a infinidad de situaciones, y su límite es, al fin de cuentas, la imaginación, o como bien se dice en inglés, “the sky is the limit”. 

Y tú, ¿te atreves a sumarte a esta aventura? 

Si la respuesta es sí, te invitamos a visitar másteres ofrecidos por EBIS, impartido por importantes profesionales del sector. Encuentra toda la información en www.bsmexecutive.com

Autor: David Mauas

https://www.linkedin.com/in/david-mauas/

Suscríbase a nuestra Newsletter

BSM GLOBELERS SL, B67370601© 2023 EBIS Business Techschool